martes, 4 de agosto de 2015

Normativa sobre educación en Argentina

Normas supranacionales con jerarquía constitucional
Convención sobre los Derechos del Niño (Arts. 28º, 29º, 32º, 33º)
Normativa nacional
Constitución Nacional (Arts. 5º, 14º, 75º inc. 17, 18 y 19)
Resolución 2414/84 del Ministerio de Educación y Justicia (suprime los exámenes de ingreso en el nivel medio)
Normativas provinciales
Provincia de Buenos Aires
Constitución provincial (Arts. 36º inc. 5 y 8, 198º, 199º, 200º, 201º, 202º, 203º, 204º y 205º)
Estatuto Docente (incluye normativa que lo regula)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Constitución CABA (Arts. 23º, 24º, 25º, 80º, 81º)
Estatuto Docente (incluye normativa que lo regula)
Reglamento Escolar (incluye normativa complementaria)
Marco legal para alumnas embarazadas, madres y padres (corresponde al blog del Programa)
Provincia de Catamarca
Constitución provincial (Arts. 65º, 110º inc. 21, 263º, 264º, 266º, 267º, 268º, 269º, 270º, 271º, 272º, 273º, 274º, 275º, 276º, 277º)
Estatuto del Docente Provincial (incluye normativa que lo regula)
Provincia del Chaco
Constitución provincial (Arts. 35º, 37º, 79º, 80º, 81º, 82º, 83º, 86º, 87º, 119º inc. 12)
Ley de Educación Provincial (6.691/2010) (la página incluye normativas complementarias)
Provincia de Chubut
Constitución provincial (Arts. 30º, 34º, 112º, 114º, 115º, 116º, 117º, 118º, 119º, 120º)
Provincia de Córdoba
Constitución provincial (Arts. 60º, 61º, 62º, 63º, 104º inc. 13)
Provincia de Corrientes
Constitución provincial (Arts. 42º, 44º, 118º inc. 4, 204º, 205º, 206º, 207º, 208º, 209º, 210º, 211º, 212º, 213º, 214º, 215º)
Provincia de Entre Ríos
Constitución provincial (Arts. 33º, 257º, 258º, 259º, 260º, 261º, 262º, 263º, 264º, 265º, 266º, 267º, 268º, 269º, 270º)

miércoles, 8 de julio de 2015

Plan Integral de Inclusión Educativa

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 30 de junio de 2015
Colegio Nacional de Buenos Aires
Universidad de Buenos Aires
Sr. Rector:
Profesor Gustavo Zorzoli
S/D
Ref: Plan Integral de Inclusión Educativa
De mi mayor consideración:
Por la presente, en mi carácter de Prof. de Economía Política del Colegio y responsable de Preunivesitarios del FEDUBA-CONADU, le remito la propuesta de Plan Integral de Inclusión Educativa.
Atento a la discusión sobre “alumnos libres” que se desarrolla en el Colegio y considerando necesario realizar aportes para diseñar políticas públicas que propicien la inclusión es que consideramos necesario incluir estos aportes.
En tal sentido, solicito a usted que se remita al Consejo Resolutivo de Escuela, Centro de Estudiantes, Asociación Docente, Sindicatos y otros miembros de la comunidad educativa, así como a la Secretaría de Escuelas Media de la UBA a fin de ser incorporado como insumo de análisis para las resoluciones finales.
Sin otro particular. Saluda Atentamente.


Lic. Ricardo Romero





Plan de Integral de Inclusión Educativa - PreUNI
Lic. Ricardo Romero*

Resumen
El “Plan Integral de Inclusión Educativa - PreUNI” es una propuesta de política estratégica a fin de propiciar la mejora del rendimiento académico, la conclusión de estudios de nivel medio y la mejora pedagógica en los procesos de enseñanza y aprendizaje de las y los estudiantes de los colegios preuniversitarios de la UBA.
Consiste en tres programas articulados que actúan articuladamente para propiciar la inclusión educativa de todas/os los educandos de nivel medio de nuestra Universidad.
Diagnóstico
Los colegios preuniversitarios de la Universidad de Buenos Aires presentan en la última década una caída del rendimiento académico de sus estudiantes y un incremento de la condición de libres en los mismos.
Como política se han implementado sistemas de tutorías, incremento de mesas de exámenes, apoyo escolar o planes de cursada, entre otros; los cuales no han logrado revertir la tendencia, generando un profundo debate sobre cómo evitar este proceso que lleva a la exclusión de estudiantes del proceso de cursada.

Planteo
Esta propuesta parte de dos concepciones. En primer lugar, que el proyecto elitista decimonónico no tiene asidero en instancias de universalización de la educación media. Por eso, en segundo lugar, se considera que es necesario repensar a los colegios como instituciones de innovación pedagógica.
En tal sentido, se considera necesario repensar la práctica de enseñanza y aprendizaje orientados no a la educación de elites sino a estrategias de inclusión, a partir de políticas pedagógicas centradas en lógicas inclusivas y no excluyentes.
Consideramos necesario pensar la inclusión desde una política integral, que no centre sus acciones en meros cambios administrativos, buscando impactos cuantitativos, y que busque una reforma general que propicie una mejora en la calidad educativa y el rendimiento académico de las y los estudiantes.
Programas
Programa de Seguimiento Escolar: Articular una propuesta interdisciplinaria, que propicie seguimiento de la trayectoria académica de las y los estudiantes. Para esto es necesario repensar el sistema de tutorías y articularlos con los procesos de cursada, coordinando también estrategias de apoyo académico, a fin de acompañar y fortalecer capacidades de aprendizaje en el aula.
Programa de Reingreso Escolar: Impulsar el acercamiento de estudiantes que hayan quedado en condición de libres, a fin de propiciar una instancia de recuperación académica, con apoyo escolar y asistencia educativa, a fin de garantizarles el derecho de conclusión de sus estudios.
Programa de Reforma Pedagógica: Impulsar una propuesta que impulse cambios en los procesos de enseñanza y aprendizaje (Reforma Pedagógica). Propiciar una reforma del diseño curricular que flexibilice la trayectoria académica de las y los estudiantes (Reforma Curricular).
Reforma Pedagógica: Es necesario genera un Instituto de Formación Docente, que desarrollo investigación y formación en prácticas pedagógicas, que propicie instancias participativas a docentes a fin de rediseñar estrategias de enseñanza y aprendizaje.
Reforma Curricular: Si bien sería importante repensar el Plan de Estudios General, se puede avanzar en la reorganización del diseño curricular, que reorganice la cursada. Sería conveniente repensar la cursada en dos ciclos: inicial y final.
El inicial, constituido por los tres primeros años, instancias en las de mejor rendimiento académico de las y los estudiantes. El final, constituido por 4 y 5 año, instancia de reorientación de objetivos y momento crítico en la trayectoria.
En el ciclo inicial, es necesario cuatrimestralizar las materias, a fin de fortalecer la continuidad pedagógica, la articulación temática y reducir las instancias de evaluación.
Para el ciclo final, seria propicio desestructurar el plan de estudios, a fin de independizar la aprobación de materias y facilitar su acreditación con puntajes, asimilando el proceso de cursada al formato universitario.


Conclusión
El presente documento es un disparador para el debate. Será o no será, el demos colegial lo decidirá…
30 de abril de 2015



* Politólogo UBA/UNSAM. Prof. Regular CNBA/CPEL. Responsable Preuniversitarios FEDUBA-CONADU.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Colegios que incluyan y no expulsen



http://tiempo.infonews.com/nota/136352/colegios-que-incluyan-y-no-expulsen
Preuniversitarios Uba

Colegios que incluyan y no expulsen

Sufren una crisis visceral, que se remonta a antes de 2001, cuando la recesión los golpeó presupuestaria y socialmente.

Colegios que incluyan y no expulsen
Hace poco más de un año, la sociedad argentina se consternó cuando un grupo de estudiantes del histórico Colegio Nacional de Buenos Aires irrumpió en una legendaria Iglesia de San Ignacio y la vandalizó. Gran parte de los generadores de opinión pública cargaron sus tintas pidiendo sanciones ejemplares a los jóvenes involucrados, algo que sucedió tanto en la institución como en la justicia, sin reparar en las causales que llevaron a que esto suceda. Es que los colegios preuniversitarios de la UBA sufren una crisis visceral, que se remonta a antes de 2001, cuando el impacto de la recesión los golpeó presupuestaria y socialmente.
Desde entonces comenzaron a tener déficit de infraestructura, caída de postulantes y desregularización de su cuerpo docente. Como efecto, los rectores Horacio Sanguinetti y Abraham Gak, que si bien tuvieron el mérito de dirigir la transición democrática, sin embargo dejaron un panorama desolador en la gestión de los mismos, lo que derivó en diferentes crisis institucionales y caída del rendimiento académico de los estudiantes.
Tras transitar un largo derrotero, donde ambos colegios pasaron por intervenciones o interinatos, lograron estabilizar su funcionamiento con una titularización masiva de interinos y la instalación de mecanismos consultivos para la elección del rector. Así, fueron consagrados tanto el profesor. Gustavo Zorzoli y, tras una crisis institucional, el doctor Marcelo Roitbarg. Pasados cuatro años, sus gestiones fracasaron porque la crisis de estudiantes libres persiste, por lo que es bueno realizar un balance crítico para pensar un nuevo camino para los colegios.
DEL ELITISMO A LA INCLUSIÓN. Si bien no es poco lograr una estabilidad institucional y haber avanzado en la realización de concursos del cuerpo docente, ambos colegios no lograron salir de su crisis pedagógica, que se sintetiza en el alto nivel de repitencia y exclusión, que presenta un modelo elitista que era impulsado por la Secretaría Académica de la UBA y que hoy se evidencia en decadencia.
Un diagnóstico apresurado, podría decir que el problema está en la selección del estudiantado, que luego de pasar por un tortuoso proceso de capacitación (o mejor dicho de entrenamiento) logran ingresar a un esquema pedagógico para el cual no están formados y sencillamente terminan fracasando, porque al menos el 30% queda afuera, y los quintos años presentan cursos de 20 estudiantes, muy lejos de esos 33 por curso que ingresaron.
Y si bien podría valorarse como positivo que el sistema de las academias, que a pesar de tener que costear durante un año unos 20 mil pesos promedio propició el ingreso de sectores sociales medios, lo malo es que chocan con un modelo elitista y excluyente. Encima se sigue apostando a un proyecto decimonónico de formación de elites, al menos en el Nacional es claro, cuando esos sectores dejaron de aspirar a serlo y donde los educandos de esta nueva generación presentan otros objetivos, prioridades y trayectorias, que los pone en tensión y los lleva al fracaso.
Ante esto, las conducciones de los colegios responden poniendo parches a las goteras, que implica un costoso sistema de tutorías, cuando hay que cambiar la cañería, o sea replantear el modelo de enseñanza. Y no se trata de abandonar la tradicionalidad de los Colegios, sino de replantear su función y propuesta pedagógica. Es más, mismo se podría recuperar el otro lado del proyecto mitrista, que oportunamente con el sistema de internados, obviamente a su proyecto político, buscaba incluir a referentes del interior del país. Así, podríamos lograr que esos 33 que ingresan, número simbólico para los masones precursores del colegio, terminen sus estudios. La propuesta consiste en incluir, no excluir, no dejar a ningún estudiante fuera del colegio.
Y no se trata de aprobarlos masivamente o bajar la calidad educativa, sino en flexibilizar la currícula, replantear trayectorias escolares de los estudiantes y reorganizar los formatos de cursada; para que la institución se adapte a su formación y no que los eche porque ellos no se acomodan a su sinecura burocrática. Por eso, para las próximas elecciones de rector, los colegios deberían salir del esquema de camarillas del rectorado, haciendo votaciones cerradas y secretas como lo prevé el bochornoso reglamento, y profundizar en nuevas ideas, como incluso las que está impulsando el nuevo secretario de Educación Media, Oscar García, para los nuevos preuniversitarios que tendrá la UBA.
Por eso, estas líneas pretenden impulsar este debate frente a un contexto donde un gobierno nacional invierte más de 6 puntos del PIB en educación y universaliza la enseñanza media. No podemos expulsar a 500 estudiantes al año, mientras ingresan 900, por no alcanzar una meta innecesaria, la de ser de elite. Debemos repensar la propuesta pedagógica, no para dar menos o de peor calidad académica, sino para generar condiciones de equidad para el acceso a un derecho, la educación. La ciencia política deja paso a la política.



lunes, 3 de diciembre de 2012

Elección de Delegados de FEDUBA en Filosofía y Letras

Para aquellos que tengan labor docente en la Facultad de Filosofía y Letras, invito a participar de la Elección de Delegados/as de FEDUBA.


Elección de delegados en FILO

5, 6 y 7 de diciembre

Hall del 3er piso sede Puán

 

Convocamos a todos los docentes de Filo a participar del acto electoral para elegir la Comisión Interna de FEDUBA en la Facultad de Filosofía y Letras. Acercate a votar y fortalecer nuestra organización gremial.

-Qué se vota

El cuerpo de delegados de Filo. Así sumamos más compañerxs a la participación activa en FEDUBA, ampliamos los espacios de deliberación y acción colectiva y fortalecemos nuestra presencia en la facultad, más cerca de las reivindicaciones y necesidades concretas de los docentes de Filo.

-Quiénes pueden votar

Todos los docentes de Filo, rentados o ad honorem, regulares o interinos.

-Dónde, cuándo y cómo se vota

En el hall del 3er piso de Puán 480, del  5 al 7 de diciembre, con DNI, cédula o pasaporte.

-Quiénes son lxs compañerxs que presentan a las elecciones 2012


Lista Azul "Proyecto y participación"

Artes:

Micalela Pereira Artola , Patricia Sapkus , Marina Sikora.

Filosofía

Alcira Bonilla , Daniel Berisso, Julián Fava

Letras Clásicas

Gustavo Daujotas

Bibliotecología

María Inés Mostachio

Historia

Cristina Carnevale

Antropología

Liliana Sinisi, Silvana Campanini, Sebastián Valverde, Marcela Alejandra Rojas

Educación

Ariel Zysman , Belen Mercado

Edición

María Clara Diez


--
www.ricardoromerofotos.com.ar
 
*Este mensaje se envía con la complacencia de la nueva legislación sobre correo electrónico: Por sección 301, parrafo (a)(2)(C) de S.1618 Bajo el decreto S.1618 titulo 3ro. Aprobado por el 105 congreso base de las normativas internacionales sobre SPAM, este E-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido., Para ser removido de la lista envíe a (su e-mail) este mensaje y en subjet, título o asunto escriba "REMOVER" que automáticamente será removido para futuros mensajes. El proceso es automático. No olvide poner "REMOVER" en el asunto.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Lautaro y el reloj solar - Itaú en el Aula: profesores 2012

Lautaro y el reloj solar - Itaú en el Aula: profesores 2012


I

Siempre esta allí, él estaba mirando, parado, en el centro de ese patio, el Mariano Moreno, donde la magnitud de ese punto lo deslumbraba, era su lugar de descanso en el Colegio.

Era el profesor Da Silva, que contemplaba en el pasar de las estaciones, en los pequeños recreos que teníamos durante un lustro, aunque él llevaba varias décadas, donde el tiempo sentenciaba su paso en sus marcas.

Ese reloj, que según indicaba Da Silva, es un reloj solar, que por su estilo, era utilizado por los pueblos originarios en las tierras americanas.

Decía siempre, que así como las columnas del Templo del Rey Salomón podían indicar los equinoccios en los ritos solares, el desplazamiento de la sombra de esa punta podía guiar el comienzo del día y el inicio de las noches.

En ese patio, cotidiano del Nacional, siempre esta él, el profe de Historia que nos contaba esas historias,  y donde teníamos el privilegio de tener un mismísimo reloj solar en el corazón de nuestros descansos.

Con café en mano, que terminaba sincronizadamente en el momento en que el timbre lo reclamaba en las aulas, parecía inspirarse para volver con sus aventuras, como la del Legado de Moreno.

II

De repente, ese reloj estaba, pero ya no el patio, es más, ahora todo era naturaleza. El colegio ya no estaba, y sólo se veía un horizonte árboles.

En ese medio de la nada, irrumpió un joven, de pocas ropas, pero robusto, quien arengaba a todo un pueblo que lo seguía.

- “Yo, Lautaro, convoco a mi pueblo, a luchar por la libertad, contra la opresión de los invasores”, les decía a sus seguidores.

Con esa arenga, recibía el clamor de una muchedumbre, compuesta de niños, jóvenes, adultos y ancianos; que parecía sumarse a ese grito de libertad.

- “Según marca el reloj, estamos unidos todos, y cuando el Sol nos indique un nuevo día, en el paso por el centro del día, saldremos a defender nuestra vida”, gritó el autonominado Lautaro.

Así, desde la guerra, este joven condujo a su pueblo en busca de la paz, dejando un legado.


III

De repente, esa naturaleza se perdía, y Lautaro se iba con su pueblo, pero ahora el centro era un piso ajedrezado.

En el centro, había un banco, con un libro abierto, donde reposaban un compás y una escuadra, todo el revestir de una logia masónica.

Alrededor, unos hombres, vestidos de levita, que se movían solemnemente.

Decían ellos: -  “el legado de Lautaro es nuestra orientación, nuestro Plan”

- “la libertad de América se inspira en la lucha del paisano Lautaro”, gritó uno de ellos.

- “ese es el camino, Hermano Inaco” gritaban todos.

Esos pujantes hombres parecían decididos a todo. Voraces libertarios que seguían un ritual.

- “Porque como indica el plan, cruzaremos las montañas llevando la libertad a nuestros hermanos en Chile”, alegó uno de ellos.

- “Y seguiremos al Perú” reafirmó ese hombre, quien perecía llamarse Inaco.

- “Tal como nos indica, iremos cuando muestre sus sombras” reafirmó otro, señalando el reloj solar.

- “Juremos todos seguir ese camino, retirémoslos en paz”, sentenció el tal Inaco.

IV

Cuando todo parecía extraño, volvió la normalidad, sin embargo no era normal. El patio estaba, también el reloj, que resguardaba los discursos de unos alumnos en asamblea.

Sus vestimentas eran raras, sus peinados más. Camisas con arabelos, rulos largos y jeans elefantados.

- “Tenemos que resistir a esta dictadura que derrocó al gobierno constitucional”, gritaba una alumna, que destacaba entre los varones.

- “Claro, Franca tiene rezón”, gritó uno de ellos en la asamblea.

- “Gracias, Lautaro!”, devolvió gentilezas esta chica, llamada Franca. “Estamos así, desde el 24 de marzo, tenemos que reestablecer el gobierno nacional y popular”, sentenció.

- “Hoy, 25 de junio, comenzaremos a cambiar la historia”, gritó Lautaro, mirando con un tono de amor a Franca.

Sin embargo, de repente, todos se dispersaban corriendo, gritando. Unos hombre irrumpían en los claustros. Llevándose a todos, y todas, entre ellos a Franca.

En ese momento, cuando el reloj solar sombreaba las cinco de la tarde, fue la última vez que Lautaro la vio…


V

- “Lautaro!, Lautaro Otero!, qué hace?”, increpó el Prof. Da Silva, que despertaba a su alumno.

- “Lautaro, despertate!”, codeó un alumno a su compañero, que había comenzado a roncar.

Con cara de somnolencia, Lautaro se despertó en el aula increpado por su profesor.

- “Disculpe profe, me quedé dormido”, disculpó Lautaro.

- “Qué pasa, mis clases lo duermen, Otero?”, lo cuestionó el profesor.

- “No profe, me hacen soñar”, sonrió acompañado por sus compañeros.

Con ese incidente, el Profesor Da Silva, siguió sus clases, donde el reloj solar marca la historia y Lautaro es protagonista.

Lautaro y el reloj solar - Itaú en el Aula: profesores 2012

Lautaro y el reloj solar - Itaú en el Aula: profesores 2012


I

Siempre esta allí, él estaba mirando, parado, en el centro de ese patio, el Mariano Moreno, donde la magnitud de ese punto lo deslumbraba, era su lugar de descanso en el Colegio.

Era el profesor Da Silva, que contemplaba en el pasar de las estaciones, en los pequeños recreos que teníamos durante un lustro, aunque él llevaba varias décadas, donde el tiempo sentenciaba su paso en sus marcas.

Ese reloj, que según indicaba Da Silva, es un reloj solar, que por su estilo, era utilizado por los pueblos originarios en las tierras americanas.

Decía siempre, que así como las columnas del Templo del Rey Salomón podían indicar los equinoccios en los ritos solares, el desplazamiento de la sombra de esa punta podía guiar el comienzo del día y el inicio de las noches.

En ese patio, cotidiano del Nacional, siempre esta él, el profe de Historia que nos contaba esas historias,  y donde teníamos el privilegio de tener un mismísimo reloj solar en el corazón de nuestros descansos.

Con café en mano, que terminaba sincronizadamente en el momento en que el timbre lo reclamaba en las aulas, parecía inspirarse para volver con sus aventuras, como la del Legado de Moreno.

II

De repente, ese reloj estaba, pero ya no el patio, es más, ahora todo era naturaleza. El colegio ya no estaba, y sólo se veía un horizonte árboles.

En ese medio de la nada, irrumpió un joven, de pocas ropas, pero robusto, quien arengaba a todo un pueblo que lo seguía.

- “Yo, Lautaro, convoco a mi pueblo, a luchar por la libertad, contra la opresión de los invasores”, les decía a sus seguidores.

Con esa arenga, recibía el clamor de una muchedumbre, compuesta de niños, jóvenes, adultos y ancianos; que parecía sumarse a ese grito de libertad.

- “Según marca el reloj, estamos unidos todos, y cuando el Sol nos indique un nuevo día, en el paso por el centro del día, saldremos a defender nuestra vida”, gritó el autonominado Lautaro.

Así, desde la guerra, este joven condujo a su pueblo en busca de la paz, dejando un legado.


III

De repente, esa naturaleza se perdía, y Lautaro se iba con su pueblo, pero ahora el centro era un piso ajedrezado.

En el centro, había un banco, con un libro abierto, donde reposaban un compás y una escuadra, todo el revestir de una logia masónica.

Alrededor, unos hombres, vestidos de levita, que se movían solemnemente.

Decían ellos: -  “el legado de Lautaro es nuestra orientación, nuestro Plan”

- “la libertad de América se inspira en la lucha del paisano Lautaro”, gritó uno de ellos.

- “ese es el camino, Hermano Inaco” gritaban todos.

Esos pujantes hombres parecían decididos a todo. Voraces libertarios que seguían un ritual.

- “Porque como indica el plan, cruzaremos las montañas llevando la libertad a nuestros hermanos en Chile”, alegó uno de ellos.

- “Y seguiremos al Perú” reafirmó ese hombre, quien perecía llamarse Inaco.

- “Tal como nos indica, iremos cuando muestre sus sombras” reafirmó otro, señalando el reloj solar.

- “Juremos todos seguir ese camino, retirémoslos en paz”, sentenció el tal Inaco.

IV

Cuando todo parecía extraño, volvió la normalidad, sin embargo no era normal. El patio estaba, también el reloj, que resguardaba los discursos de unos alumnos en asamblea.

Sus vestimentas eran raras, sus peinados más. Camisas con arabelos, rulos largos y jeans elefantados.

- “Tenemos que resistir a esta dictadura que derrocó al gobierno constitucional”, gritaba una alumna, que destacaba entre los varones.

- “Claro, Franca tiene rezón”, gritó uno de ellos en la asamblea.

- “Gracias, Lautaro!”, devolvió gentilezas esta chica, llamada Franca. “Estamos así, desde el 24 de marzo, tenemos que reestablecer el gobierno nacional y popular”, sentenció.

- “Hoy, 25 de junio, comenzaremos a cambiar la historia”, gritó Lautaro, mirando con un tono de amor a Franca.

Sin embargo, de repente, todos se dispersaban corriendo, gritando. Unos hombre irrumpían en los claustros. Llevándose a todos, y todas, entre ellos a Franca.

En ese momento, cuando el reloj solar sombreaba las cinco de la tarde, fue la última vez que Lautaro la vio…


V

- “Lautaro!, Lautaro Otero!, qué hace?”, increpó el Prof. Da Silva, que despertaba a su alumno.

- “Lautaro, despertate!”, codeó un alumno a su compañero, que había comenzado a roncar.

Con cara de somnolencia, Lautaro se despertó en el aula increpado por su profesor.

- “Disculpe profe, me quedé dormido”, disculpó Lautaro.

- “Qué pasa, mis clases lo duermen, Otero?”, lo cuestionó el profesor.

- “No profe, me hacen soñar”, sonrió acompañado por sus compañeros.

Con ese incidente, el Profesor Da Silva, siguió sus clases, donde el reloj solar marca la historia y Lautaro es protagonista.

Asociación de Docentes del CNBA

Profesor Ricardo Romero - Presentación PEI

Proyecto Educativo Institucional CNBA- Ricardo Romero